La inversión en Smart Grid garantiza asertividad en los negocios y genera beneficios para los clientes de una importante distribuidora de energía

Escenario

Una gran concesionaria de distribución de electricidad en Brasil poseía, en todo su parque de medición, equipos mecánicos que no cumplían los estándares de tecnología actuales. La empresa recibía la información de consumo de sus clientes solamente una vez al mes, y dependía exclusivamente del trabajo de los lectores de medidores, por lo que solo era posible identificar un problema en el suministro de energía cuando el consumidor lo comunicaba. Además, una parte de la energía distribuida se perdía por causa de las prácticas indebidas de algunos clientes, como la manipulación de medidores y conexiones ilegales.

En este escenario, la empresa identificó la necesidad de cambiar su sistema de medición, reemplazando los medidores actuales por equipos que permiten monitorear la distribución de la energía eléctrica en tiempo real, ayudando a reducir pérdidas y ganando más agilidad y proactividad en el servicio al cliente.

Solución

Con el objetivo de desarrollar un proyecto piloto para probar un nuevo modelo de medición inteligente, la distribuidora contrató a Logicalis, que, junto con Cisco, ofreció una solución de transmisión de datos por red eléctrica y radiofrecuencia alineada al concepto de Smart Grid, que incluye avances tecnológicos de la ingeniería de sistemas eléctricos de potencia y una infraestructura de TIC.

Para el proyecto, se eligió un gran municipio de la zona metropolitana de Sao Paulo, donde la empresa tiene clientes con distintos perfiles: residencial, comercial e industrial. Logicalis suministró los equipos necesarios para implementar los medidores inteligentes con alta disponibilidad, en un proyecto que incluye 60 mil clientes de la concesionaria, beneficiando a alrededor de 250 mil habitantes.

Beneficios

El proyecto incluye medidores inteligentes conectados, capaces de enviar y recibir información en tiempo real, y también integra el centro de operaciones con el centro de medición de la distribuidora. De esta manera, no es necesario que los clientes llamen al centro de atención telefónica para informar la falta de energía eléctrica. La concesionaria identifica la interrupción automáticamente y ejecuta los comandos a distancia para restablecer el sistema.

Además, los clientes pueden monitorear su consumo de energía todos los días en el portal de clientes de la agencia virtual de la concesionaria. Así, los consumidores pueden ver cuánta energía eléctrica están usando y el valor de la próxima factura.