Instituição financeira otimiza comunicação IP com projetos e serviços gerenciados da PromonLogicalis

ESCENARIO

En el 2012, una de las principales instituciones financieras de Brasil decidió invertir en la ampliación de su sistema de telefonía IP, con el objetivo de asegurar un número mayor de conexiones. El proyecto era que, hasta el final de aquel año, el 70% de la estructura fuera digitalizada y que el 30% restante fuera digitalizado hasta fines del primer semestre de 2013.

En paralelo, el banco definió también la implementación de una infraestructura de videoconferencia, con la instalación de salas de telepresencia en todo Brasil, uniendo transmisión multipunto de audio y vídeo en alta definición sobre red IP.

La institución lanzó una RFP (Request for Proposal) para los dos proyectos, ambos ganados por PromonLogicalis.

SOLUCIÓN

Para cumplir los dos proyectos, PromonLogicalis asignó a su equipo en la oficina del cliente, realizando un proyecto de excelencia. La implantación de las salas de videoconferencia empezó por el consejo de directores del banco, y finalmente se amplió hacia otras áreas de la institución. Lo mismo pasó con la estructura de telefonía. Hoy son alrededor de 6 mil endpoints, entre extensiones y sistemas de videoconferencia.

El equipo PromonLogicalis involucrado en el proyecto realiza servicios locales y remotos, incluyendo gestión, monitoreo de rendimiento y recomendaciones de mejoría en la estructura.

Gracias a la excelencia presentada en los proyectos de telefonía y videoconferencia, PromonLogicalis ganó también el contrato de soporte y mantenimiento de la estructura de TI del banco. De alcance nacional, el contrato abarca la solución de incidentes en los cuatro centros de datos de la institución y en las sucursales de todo el país.

RESULTADO

Con la reestructuración de su red de telefonía, y su consecuente digitalización, la institución pudo ampliar el número de conexiones telefónicas, además de garantizar la calidad de su realización y de las conexiones. En el área de telepresencia, el banco cuenta hoy con 16 salas distribuidas en las oficinas de Sao Paulo, Salvador, Curitiba, Belo Horizonte, Rio de Janeiro y Porto Alegre. El proyecto también permitió la conexión de las unidades brasileñas con otras en Norteamérica y Europa.

Sin embargo, los beneficios principales del proyecto se deben a la contratación de los servicios administrados de PromonLogicalis. Con ellos, Itaú pasó a contar con un asociado único para hacer todo el servicio de soporte. Eso le brinda a la institución más control y visibilidad sobre el parque tecnológico instalado, así como menor tiempo de respuesta para la solución de eventuales incidentes.

Además, al utilizar los servicios administrados de PromonLogicalis, el banco no precisa aumentar su cuadro de empleados, ni tampoco sus activos, pudiendo destinarle recursos a la contratación de profesionales para actuar en sus actividades core.