Una empresa distribuidora de energía eléctrica invierte en medidores inteligentes para tener negocios más efectivos y ofrecerles más beneficios a los clientes

Escenario

Una de las mayores distribuidoras de energía eléctrica en Brasil poseía en todo su parque de medición equipos mecánicos fuera de los estándares de tecnología actual. Por ese motivo, la empresa no podía identificar posibles incidentes y puntos de las ciudades donde faltaba energía.

Era necesario esperar que los clientes se quejaran para poder identificar los lugares donde había problemas y enviar al equipo de mantenimiento, lo que generaba gastos muy elevados debido al traslado de los profesionales y los equipos. 

Solución

Con la evolución de la tecnología, la distribuidora decidió que era necesario actualizar el sistema de medición de energía para obtener beneficios tanto para la empresa como para los clientes. Para tal, contrató a PromonLogicalis, que presentó una propuesta de medición electrónica basada en smart grid, un concepto que abarca avances tecnológicos de la ingeniería de sistemas eléctricos de potencia y una infraestructura de TIC.

En asociación con Ecil y Cisco, PromonLogicalis desarrolló un proyecto piloto en una gran ciudad donde la distribuidora actúa. Ofreció, entonces, equipos necesarios para implementar medidores inteligentes soportados por una infraestructura de TIC adecuada, con alta disponibilidad y rendimiento, capaz de proveer integración de diversas tecnologías de transmisión de datos, gestión de volúmenes crecientes de datos/información y comunicación bidireccional.

Beneficios

Los nuevos equipos van a optimizar el restablecimiento del servicio de energía sin que el cliente necesite comunicarle el incidente a la empresa. Además, a través de internet, los habitantes de la ciudad podrán revisar su propio consumo y los técnicos de la distribuidora verán los cortes y la calidad del suministro de electricidad.

La estimación es que, el próximo ano, el proyecto se extienda a las demás ciudades y todos los medidores mecánicos de la empresa sean cambiados por los inteligentes, sin costo para los consumidores.